animaciones que nunca habias visto

10 Animaciones que nunca viste y que pudieron cambiar la historia

Animación

En todas las artes es común que algunas obras se pierdan o se queden en el olvido, especialmente con Guerras Mundiales y otros eventos de impacto político-social. Y quizás nunca sepamos cómo es que estos proyectos perdidos hubieran cambiado la historia de la animación, pero probablemente sería muy diferente la lista de las secuencias animadas que impactaron en este arte. Por eso hicimos esta lista con las animaciones que nunca viste porque se perdieron en algún punto de la historia, pero que son muy importantes para el avance de la animación. 

Las obras del Sena de Charles-Émile Reynaud

Para empezar, sin el ingenio de Charles-Émile Reynaud, la animación no sería lo que es. Muchos historiadores consideran que Reynaud creó las primeras caricaturas animadas de la historia. El francés construyó un aparato llamado praxinoscopio, que más adelante se convertiría en el Théâtre Optique, un dispositivo que proyectaba figuras en movimiento pintadas a mano cuadro por cuadro.

Así fue como Reynaud creó los primeros cortometrajes de animación proyectados, una serie llamada Pantomimes Lumineuses, que se mostró en 1892. Pero el artista, en quiebra debido a la competencia, el cinematógrafo de los Lumière, terminó aventando sus creaciones al río Sena. Sí… los artistas son muy dramáticos. 

Afortunadamente, un par de trabajos se salvaron, entre ellos ¡Pobre Pierrot! (Pauvre Pierrot!, 1892) que podrás ver aquí:

Las obras perdidas de Helena Smith Dayton

Helena Smith Dayton fue una pionera de esta técnica, y se convirtió en una influencia clave para los inicios del stop-motion. A mediados de la década de 1910, Dayton usó arcilla, una cerilla afilada, una horquilla y sus dedos para crear cientos de figuras inspiradas en su época. Pero a finales de 1915, este pasatiempo se había vuelto lucrativo y comenzó a fotografiarlos en diferentes poses. En 1917, estaba mostrando las primeras películas de Claymation en la historia de la animación. Así que: ¡Gracias, Helena! Sin ti no tendríamos a Coraline, Wallace & Gromit o la mitad de lo que hace Tim Burton. 

Sus cortometrajes se perdieron por completo, pero se conservan algunas fotografías de sus figuras de arcilla:

https://wfpp.columbia.edu/wp-content/uploads/2019/07/WFP-DAY02.jpg

La película quemada de Quirino Cristiani

El creador del primer largometraje de animación del mundo no fue un argentino nacido en Italia llamado Quirino Cristiani. Él inició dibujando caricaturas políticas para periódicos de Buenos Aires antes de conocer a Federico Valle, otro italiano, que había trabajado como camarógrafo y realizador de documentales en Europa con los hermanos Lumière. Al principio, el dúo hizo noticieros cortos, pero el 9 de noviembre de 1917, estrenaron El Apóstol, una película animada que usa recortes de cartón y que se dice que está compuesta por 58,000 cuadros dibujados individualmente

El Apóstol fue destruido en un incendio en 1926, y aunque hizo otras películas después, todas menos una, El Mono relojero, fueron destruidas en dos incendios más en 1957 y 1961. 

El corto perdido de Disney: Martha

Disney lanzó Laugh-O-Grams Films, un pequeño estudio en el que produjo varios cortometrajes animados. Ese estudio produjo seis adaptaciones modernizadas de cuentos de hadas en 1920, cuando Walt era miembro de Kansas City Film Ad Company. Los títulos y las fechas de lanzamiento de estos dibujos animados no existen, pero están registrados en The Encyclopedia of Animated Cartoons de Jeff Lenburg. Uno de esos títulos es Martha, un cortometraje mudo en blanco y negro, y es el único de los cortos de Laugh-O-Grams que se perdió misteriosamente. 

La historia del sacerdote y de su trabajador Balda

El cuento del sacerdote y de su obrero Balda es un cuento popular ruso que fue adaptado en verso por Alexander Pushkin; este poema se hizo tres veces en animación en el país. Sin embargo, Mikhail Tsekhanovsky hizo un intento fallido de animarla en 1933. Lo interesante de esta versión es que se rumora que fue escrita por Stalin, ¡lo que obviamente destruyó la carrera de Tsekhanovsky! Todos los avances fueron destruidos menos un clip corto en un incendio durante la Segunda Guerra Mundial:

<iframe title=»vimeo-player» src=»https://player.vimeo.com/video/1524708″ width=»640″ height=»513″ frameborder=»0″ allowfullscreen></iframe>

Las aventuras sin terminar de Pinocho

Raoul Verdini y Umberto Spano hicieron la versión animada de Pinocho mucho antes que Disney. En 1936, estos dos realizadores terminaron su película que además, fue el primer largometraje animado de Italia, pero nunca se terminó. Después de la Segunda Guerra Mundial, fue un misterio dónde terminaron los avances (casi terminados) de la película. Ahora sólo queda registro del guion original y algunos fotogramas. 

Los nazis y St. Francis: Dreams and Nightmares

Puedes agradecerle a los nazis que existan tantas animaciones (y obras de arte en general) que nunca viste; como St. Francis: Dreams and Nightmares de Bartosch. Pocos conocedores de la animación identifican a Berthold Bartosch, pero él fue clave para los avances en esta técnica. Trabajó en el largometraje más antiguo que ha sobrevivido hasta el día de hoy (y ya nos dimos cuenta de que esto es todo un milagro): Las aventuras del príncipe Achmed de Lotte Reiniger, otra pionera de la animación. Creó un prototipo de cámara multiplano, la cuál Disney perfeccionaría (y se apañaría) para el corto The Old Mill y la película Blancanieves y los siete enanitos. 

En 1933 trabajó en una película anti-bélica de 25 minutos llamada St. Francis: Dreams and Nightmares. Esa fue destruida por los nazis durante la ocupación de París, junto con los negativos originales del cortometraje L’Idée de Bartosch y un cortometraje anti-Hitler que no habían terminado.

31 años de El ladrón y el zapatero

Si a Richard Williams se le hubiera permitido terminar la adaptación de El ladrón y el zapatero de Nasreddin, probablemente hubiera sido la mejor película animada de la historia. Las escenas y las pruebas de lápiz de la película que sobrevivieron muestran diseños impresionantes y una técnica perfecta, según los expertos.  

La película sí se estrenó, pero no es la película de Williams, quien fue expulsado del proyecto después de que los costos de producción se dispararon. El productor Fred Calvert lo reeditó y se estrenó en 1993. Dos años después fue reestrenada por Miramax como Arabian Knight. Las dos versiones fueron muy malas, y la película se ganó el récord Guiness al desarrollo de producción más largo con 31 años. Nunca sabremos cuál hubiera sido el resultado final del trabajo de Williams, pero él fue el revolucionario co-director (sin crédito) y diseñador de personajes que hizo Who Framed Roger Rabbit, la película de Zemeckis. ¡Tenía potencial para ser una joya! 

El Hobbit ruso

Es muy probable que en alguna de las fortalezas soviéticas abandonadas, aún existan algunos fotogramas de esta película inédita que pudo haberse convertido en un proyecto interesante. ¡La primera adaptación animada y rusa de Tolkien! Su desaparición es misteriosa, pero sabemos que fue después de la disolución en la URSS de 1991. 

La llegada del tren en acuarela

El primer cortometraje pintado cuadro por cuadro no fue Loving Vincent, sino un largometraje animado en acuarela llamado La llegada del tren. Fue dirigido por Aleksandr Tatarskiy, el animador ruso que co-fundó el primer estudio de animación privado en la Unión Soviética. El proyecto comenzó en 1986 y se crearon aproximadamente 40 minutos de la película. Pero los problemas financieros en la URSS durante la década de 1990 complicaron la producción hasta que se abandonó por completo. Los avances fueron destruidos en una serie de inundaciones. 

Esperamos que te haya gustado esta lista de animaciones que nunca viste. ¿Te imaginas cómo sería la animación si estas obras no se hubieran perdido? Es probable que algunos estudios hubieran sido muy diferentes, como Pixar, que ha tomado mucha influencia de varios pioneros de la animación. O muchos de los pequeños estudios de animación que se inspiran con las obras de arte más antiguas.