como escribir un guion al estilo quentin tarantino

Cómo escribir un guion: 6 lecciones de Tarantino

Cine y series

Quentin Tarantino es sin duda uno de los guionistas y directores más influyentes de todos los tiempos. Si te gustan sus películas o no, su trabajo no puede ser ignorado. Y es que Tarantino es reconocido, además de sus películas violentas y sangrientas, por sus diálogos tan ingeniosos. 

Así que, ya seas un fan de Tarantino o una de esas personas que piensas que está sobrevalorado, hay mucho que aprender de su cine. Por eso te dejamos estos 6 consejos de cómo escribir un guion al estilo Quentin Tarantino.

1. El guion es la base de todo

Mientras tenía veintitantos años, Quentin trabajó en una tienda de videos llamada Video Archives durante más de cuatro años. En esa época, hizo una película durante su tiempo libre. Ahorró dinero para alquilar equipos de filmación y filmó todo lo que pudo durante los fines de semana. 

Cuando terminó la película, Tarantino se dio cuenta de que no pasó el tiempo suficiente trabajando en su guion. No importa si las tomas son increíbles, si las secuencias de acción son fantásticas… sin escribir un buen guion, una película no es nada. 

Esta fue la primera lección de Tarantino al aprender cine (su escuela fue pura experiencia), y fue una lección básica para lo que seguiría en su carrera. “Por supuesto me siguen interesando los elementos visuales. Me gusta el espectáculo en el cine y quiero que mis escenas de acción sean fantásticas, pero cada vez vuelco más dedicación en el guion.” 

2. Escribe como se habla

De acuerdo con Tarantino, nada arruina tanto una película como el diálogo directo o los personajes que dicen exactamente lo que sienten. Eso no pasa en la vida real, nadie habla como en las películas cursis, así que no lo pongas en tu guion.

Usualmente las personas no dicen lo que piensan; se hablan el uno al otro, hablan en oraciones cortadas sobre lo que comieron o sobre su programa de televisión favorito. Y si quieres saber cómo escribir un guion con personajes realmente interesante, idearás unos diálogos ingeniosos que digan mucho de tus personajes sin que muestren directamente sus sentimientos. Un gran ejemplo es la escena de Vincent y Jules en ‘Pulp Fiction’.

3. Toma una historia popular y rompe las reglas

Todas las historias han sido contadas, así que toma una historia buena y agrégale tu elemento original al escribir el guion. 

Por ejemplo, “Perros de Reserva” es realmente una simple historia de crimen. Los personajes planean el atraco, el atraco sale mal y, finalmente, los policías aparecen y salvan el día. Este tipo de historia ha sido contada en un millón de programas de policía y películas. Sin embargo, en la versión de Tarantino, esta historia parece original. 

“Una historia debe tener un comienzo, un medio y un final, pero no necesariamente en ese orden”, dijo Godard. Tarantino era un gran fan de Godard y utilizó esta frase en muchas de sus películas. 

Tarantino, le da la vuelta a la estructura estándar de tres actos al contar la historia en retrospectiva muchas veces. Esto parece casi un cliché ahora, pero cuando salió “Perros de Reserva” era prácticamente nuevo en el cine Hollywoodense. Si a esto le agregas diálogos geniales y muy buenos personajes, tendrás algo original. 

4. Agrega humor e ingenio 

Sin duda, la escena de Klu Klux Klan de “Django Unchained” es uno de los momentos más divertidos de la historia reciente del cine. Tarantino es esencialmente un narrador de acción y violencia, pero es conocido por infundir humor en los momentos correctos a lo largo de las historias que hace girar.

Para Tarantino así es la vida, “Piensa en tu vida personal…”. Incluso los momentos más intensos a menudo pueden ser seguidos de humor si te dejas llevar. La vida nunca es sólo drama, las historias que cuentas deben reflejar todos estos aspectos. Además, al escribir tu guion, recuerda que el cine es entretenimiento. 

5. Roba Aprende de todos 

“Robo de todas las películas que se hayan hecho”, dijo Tarantino. La secuencia de baile en “Pulp Fiction” la sacó directamente de “Bande à part” de Godard. Y es que nadie es tan bueno como Quentin Tarantino para tomar algo de una película y realmente hacerlo suyo como. Claro que también por esto ha sido muy criticado. 

Toma una historia o género que le encante y luego la moldea por completo con su estilo original. Sus películas están plagadas de películas extranjera, spaghetti westerns y crimen, y luego incluse su estructura narrativa, su tipo de diálogo y sale una película como nunca habías visto. 

De la misma manera que The Coen Brothers tomaron “The Big Sleep” y lo convirtieron en “The Big Lebowski”, Tarantino sacude, voltea y gira las historias geniales que ya existen hasta que no queda nada más que una película Tarantinesca. 

Por último, el consejo que es quizá el más importante de Quentin Tarantino, no sólo para hacer un guion, pero para hacer cine… 

6. “No necesitas saber cómo hacer una película…

…si en verdad amas el cine con todo tu corazón y con la pasión suficiente, no puedes evitar hacer una buena película. No necesitas ir a la escuela, no necesitas aprender sobre lentes, de 40, 50, y toda esa $%#”#. Nada de esa $%#”# es importante. Si simplemente amas el cine con la pasión suficiente y en verdad lo amas, entonces no puedes evitar hacer una buena película.” 

Así que ya sabes cómo escribir un guion y una buena película con estas lecciones de Quentin Tarantino. ¿Ya aplicas alguna?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.