midsommar

Midsommar

Cine y series

Las expectativas que Midsommar tenía para cumplir eran muy altas, esta es la segunda película de Ari Aster quien el año pasado dejó una gran primera impresión con Hereditary. Personalmente creo que Midsommar no sólo las cumplió, sino que las superó. En esta segunda película Aster deja en claro que entiende a la perfección el género del horror y es este entendimiento el que le permite jugar con sus reglas y las expectativas de su audiencia. 

ADVERTENCIA: Este análisis contiene spoilers, no te recomiendo leerlo hasta después de haber visto la película. 

Midsommar se lleva a cabo durante un festival de verano en Suecia, Christian, Josh y Mark, tres estudiantes de antropología estadounidenses son invitados por Pelle, un compañero sueco originario del pueblo que van a visitar. Christian se encuentra en una relación con Dani, su novia quien hace unos meses perdió a su familia cuando su hermana se suicidó y asesinó a sus padres. A pesar de que Christian ya no quiere estar en esa relación, siente un deber moral de acompañar a Dani durante su duelo, ese deber moral lo lleva a invitarla con los chicos a su viaje a Suecia. 

Midsommar

Midsommar toma nota de muchas películas clásicas de horror que ponen a un grupo de viajeros en medio de una cultura extraña. Midsommar existe en el árbol genealógico de películas como The Wicker Man, The Witch y Apostle, pero aunque sus raíces estaban muy claras, la película que no podía sacar de mi cabeza mientras veía Midsommar era Holocausto Caníbal.

Los protagonistas de ambas películas entran a territorio desconocido, se enfrentan a una cultura ajena a la de ellos y terminan sufriendo terribles destinos. Ambos grupos tienen un interés por conocer la cultura que están visitando, el grupo de Holocausto Caníbal busca grabar un documental y el grupo de Midsommar está compuesto por estudiantes de antropología que están trabajando en sus tesis.

Es normal que en las películas de este género el código visual que se usa para caracterizar a la tribu de “otros” que visitan nuestros protagonistas esté arraigado en culturas ajenas a la occidental con el objetivo de que sea muy obvio para los protagonistas y la audiencia que hay un peligro latente. 

El pueblo que visitan nuestros protagonistas es uno en el que la única diferencia física entre los protagonistas y los nativos del pueblo es la ropa que visten. Aster utiliza la familiaridad física de los habitantes de Harga para hacer sentir a los protagonistas y a la audiencia mucho más cómodos de lo que deberían. Este es uno de los muchos movimiento calculados por parte del director para confundir nuestras expectativas, al dar una similitud física entre los “otros” y “nosotros” Aster primero nos hace sentir cómodos y cuando todo empieza a descomponerse el director juega con una de las cosas que más nos aterran: “Los monstruos también se pueden parecer a nosotros”. 

Otro de los elementos más desconcertantes de la película es que todo se lleva a cabo a plena luz del sol. Harga está celebrando un festival de verano y esta es una región del mundo donde en ningún momento oscurece durante esas fechas. La percepción del tiempo se vuelve algo confusa para nosotros y para los protagonistas, además la luz del sol juega con nuestras expectativas. Estamos acostumbrados a que el sol sea sinónimo de seguridad en este tipo de películas “sobrevive hasta el amanecer y estarás bien” es la convención tradicional del género. Al situar toda su acción a plena luz del día, Midsommar nos mantiene en un estado de completa paranoia ya que no hay una frontera clara entre los momentos de seguridad y los de peligro.  

Midsommar

Sin lugar a dudas el tema central de la película es la familia. Al inicio observamos como Dani pierde a toda su familia y en el transcurso del primer y segundo acto de la película nos damos cuenta como su nueva familia, Christian, no le ofrece para nada el apoyo que una familia debería de dar. Aun así, Christian es lo único que Dani tiene por lo que se rehúsa a dejarlo ir y el sentido de deber moral de Chris es lo que lo mantiene junto a ella.

El pueblo de Harga le ofrece a Dani un contraste a su realidad, todos en Harga son hermanos, familia, todos se cuidan entre ellos y comparten todo. No sólo los recursos físicos, sino que cuando un habitante de Harga está viviendo un malestar emocional sus hermanos lo acompañan, cuando una chica está teniendo relaciones sexuales, sus hermanas la acompañan. Todos en Harga son una familia incondicional los unos para los otros. Al principio esta estructura social desconcierta a los extranjeros, pero Dani poco a poco es integrada a la cultura. Para cuando la película llega a su fin Dani es aceptada como parte de la comunidad, el final deja un sabor agridulce en la audiencia. Chris y sus amigos sufren un trágico final a manos de los habitantes del pueblo, en su mayoría su final es consecuencia de sus acciones aunque al final nos enteramos que no tenían manera de evitar sus destinos y desde el principio estaban destinados a tener ese desenlace. Por otro lado, Dani consigue su final feliz. 

Encuentra una comunidad y en esa comunidad recupera la familia que había perdido y la plenitud que tanto buscaba en Christian pero que él nunca le pudo ofrecer. Para cuando la película terminó en realidad me sentía muy contento por ella y la conclusión de su historia. Uno de los momentos más poderosos de la película es cuando Dani está llorando, rodeada de sus futuras hermanas que comparten su dolor. Ese tipo de apoyo es lo que ella estuvo buscando durante toda la película, es increíblemente satisfactorio verla sufrir un ataque de pánico acompañada en lugar de en soledad.       

Midsommar pasará a la historia como un clásico del horror. Esta es una película que juega con tus expectativas del género para bajar tus defensas antes de darte los golpes. Todos los momentos más impactantes de la película son comunicados antes de que sucedan y no por eso dejan de ser menos impactantes. Esta es una película transgresiva que recomendamos ver más de una vez ya que seguramente nos ofrece más de una lectura o al menos, para tener una lectura más profunda. 

Si no has podido ver Midsommar te recomendamos hacerlo lo antes posible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *