Breaking Bad

Por qué Breaking Bad es una de las mejores series que podrás ver

Cine y series

Breaking Bad está celebrando su onceavo aniversario con una nueva película de Netflix que nos tiene a todos a la expectativa. Y es que, aunque la serie se terminó hace 6 años, se logró posicionar como una de las mejores series de nuestra generación. 

Dirigida por Vince Gilligan y protagonizada por Bryan Cranston y Aaron Paul, Breaking Bad fue rechazada por varias de las grandes cadenas televisivas, como Showtime, HBO y Fox; pero entonces llegó nuestra querida AMC para crear esta serie que después de tantos años sigue teniendo a su público emocionado por ver aún más.

 Breaking Bad

Breaking Bad tuvo tanto éxito que al día de hoy, está en el lugar número 5 de las series mejor calificadas en IMDB. Además, es parte del libro Guinness al ser la serie de televisión con la mejor calificación en Metacritic.  

Por eso, le vamos a dedicar todo un artículo con los elementos que explican por qué todavía estamos enamorados de esta historia y qué es lo que la hizo una de las mejores series que hemos visto. Y no te preocupes si no has visto Breaking Bad aún, pues este artículo NO contiene spoilers. 

El desarrollo de personajes

Estamos acostumbrados a ver series con villanos que son peores que la carne de puerco, pero las series que más nos han hecho reflexionar son aquellas que tienen villanos y protagonistas con matices. En Breaking Bad puedes enamorarte de los villanos -como Gus Fring- o puedes odiar a los ‘buenos’ -como a Walter White en algunas muchas ocasiones-. Todos los personajes están en el espectro de la ambigüedad moral. 

Todos los personajes importantes en la serie tienen una evolución, todos los personajes que se relacionan con Heisenberg cambian de una u otra manera. ¿Quieres sorprenderte con la evolución de los personajes? Intenta ver el primer capítulo de la serie y enseguida, el último capítulo. El mismo Vince Gilligan dijo sobre la serie: “Lo que me intrigaba de ‘Breaking Bad’ desde el día uno, era la idea de tomar a un personaje y transformarlo”. 

¿Y qué podemos decir de la mancuerna Walter-Jesse? No sólo los actores son fabulosos, sino que la química de ‘pareja dispareja’ funciona maravillosa cuando el desarrollo de los protagonistas está firmemente ligado al desarrollo de su compañero. Pero por si fuera poco Skylar, Hank, Mike, Saul Goodman, Tuco Salamanca, Gus Fring, Jane Margolis… todos estos grandes personajes que permanecen en nuestra memoria, tuvieron un final impactante o fueron parte de algún momento clave en la historia; y a todos llegamos a amarlos u odiarlos en su momento. 

 Breaking Bad

Su gran poder de Cliffhanger 

Breaking Bad se tomó muy en serio la importancia de tener cliffhangers al final de cada temporada, pero también en cada mitad de temporada… y en muchos muchos capítulos. De hecho, hay de dos: o vista la serie capítulo a capítulo conforme iban saliendo al aire, o te echaste varios días de maratón Breaking Bad. 

Cada final de temporada es más impactante que el anterior; y cada desenlace en la historia de alguno de los personajes principales, es más estremecedor. Es una serie llena de momentos impredecibles que no hizo más que mejorar con las temporadas. Lo que nos lleva a….

El ritmo de la serie

La primer temporada que funciona como la presentación de la serie, de los personajes y de la situación, constó tan sólo de 7 episodios muy bien planteados. La segunda temporada aumentó casi al doble de capítulos, pero lo interesante *Sin spóilers* es que la temporada termina con puro caos. Y después de esa temporada, cada episodia sube en adrenalina hasta el correspondiente final de temporada lleno de caos cliffhangero. 

Quizá su peor temporada es la tercera, pero la calidad del resto de la serie opaca a esta temporada. Además, hay algo en lo que podrás estar completamente de acuerdo conmigo o muy en contra: los episodios en donde no pasa nada son mínimos, y aún cuando no pasa nada -y a diferencia de otras series-, los capítulos mantienen su estándar de brillantez, como el capítulo de la mosca.

También, Breaking Bad puso hacer algo que no todas las series han hecho: cerrar con broche de oro. Cuando muchas series se sienten alargadas y que poco a poco van hacia abajo, Breaking Bad terminó cuando tenía que terminar para ser recordada como una gran serie de principio a fin. 

La música y la foto

No sólo las actuaciones y el guion son increíbles en esta serie, sino que los otros elementos de producción son maravillosos: el soundtrack y la fotografía. 

Sobre la música no me queda más que mencionar algunas de las grandes canciones que estuvieron en momentos clave de la película: Baby Blue, Rocket Scientist, Gonna Save My Soul, The Ballad of Heisenberg, Bonfire, Out of time man, It’s such a good night… en fin. 

Y luego tenemos la fotografía que en muchas ocasiones podría pasar por calidad de cine. La serie se distinguió por hacer planos bastante interesantes y con una paleta de colores muy bien cuidada. Los más exigentes del trabajo de fotografía, tienen que aceptar que en este aspecto, Breaking Bad se lleva de calle a muchas otras series. 

 Breaking Bad

Así es que Breaking Bad ya dejó un estándar de calidad demasiado alto para El Camino. Y todos los fans estaremos muy atentos a cualquier falla para echarle la culpa a Netflix por haber arruinado una de las mejores series que hemos visto. 

¿Qué es lo que más te gustó de Breaking Bad?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *