captain america 1

Cómic de la Semana: Captain America: The End

Cómics

Todos los miércoles son días importantes para los fanáticos de cómics porque las grandes editoriales gringas lanzan sus nuevos números a la venta. Cada miércoles, o casi, elegimos algún lanzamiento que por su relevancia o calidad merezca la mención de cómic de la semana.

En un ataque de nostalgia y a tiempo para coincidir con el aniversario de la fundación de Image cómics, Erik Larsen es el autor del cómic de la semana en esta ocasión: Captain America: The End. 

Cómic de la Semana: Captain America: The End

Sinopsis:

En un futuro lejano, Red Skull ha logrado su más grande victoria tras su muerte: un gas tóxico de su creación ha transformado a la mayor parte de la humanidad en réplicas suyas, sin mente propia enfocados solamente en convertir a toda la humanidad en miembros de su enjambre. Captain America lucha contra ellos constantemente intentando encontrar sobrevivientes. De manera casi milagrosa, con ayuda de un grupo de humanos no transformados, logra encontrar una manera de revertir el daño creado por su más grande rival.

¿Por qué es el cómic de la Semana?

Erik Larsen es una leyenda de los cómics sin ninguna duda, y siempre es emocionante verlo regresar a Marvel. Como uno de los fundadores de Image cómics, es muy claro para todo el mundo el tipo de cómics que a Larsen le interesan. En este número especial de Captain America, Larsen lo pone en evidencia una vez más y demuestra de forma clara los méritos y las fallas de esa escuela del noveno arte y, un poco por contraste, de la que domina la historia ahora.

Las series The End han existido desde hace años y son poco más que una excusa para vender mas cómics. Las historias suceden en futuros más o menos lejanos y pretenden dar un vistazo a como las aventuras de los héroes podrían terminarse. Rara vez son finales de verdad categóricos. El caso de este nuevo Captain America The End no es realmente diferente, la puerta queda abierta, pero también es cierto que al menos desde cierta perspectiva, ofrece un “final” a las aventuras de este icónico personaje.

Cómic de la Semana: Captain America: The End

The Marvel Image Way

Para los fundadores de Image, Larsen incluido, lo más importante siempre fue el arte. Grande, violento, rápido y emocionante son requerimientos absolutos para esta camada de artistas. Paneles frenéticos y momentos épicos son lo que definen a un buen cómic. Con esa lógica, la prioridad queda clara: primero el arte, después el guión, y al final la historia (con el diálogo).

La generación Image llevo esa herencia de Stan Lee y Jack Kirby a las últimas consecuencias. El famoso Marvel Way para hacer cómics fue creado por Lee por necesidad, pero se convirtió en un parteaguas para los cómics y en gran medida lo que definiría la escuela gringa. En esencia, el Marvel Way consiste en poner prácticamente toda la responsabilidad narrativa en el artista: el escritor hace un esbozo general de los eventos en el cómic. El artista dibuja todo el número, después el escritor regresa y escribe diálogos que correspondan al arte, tanto en lo que sucede como en relación al espacio que el artista dejó para los diálogos.

Este método da muchísima libertad a los artistas y resultó en un dramático revés a la tendencia de cómics llenos de verborrea que se convertían a veces simplemente en textos ilustrados. Algunos de los mejores momentos en la historia de Marvel sucedieron por la aplicación de este método. 

Cómic de la Semana: Captain America: The End

El grupo de fundadores de Image llevo esto más lejos al ser los artistas, (Lee, Silvestri, Larse, Liefeld), los autores de los cómics. Escritores e ilustradores que a veces, pedían ayuda a un guionista para poner los diálogos de acuerdo a las historias y arte que ya habían creado. 

Larsen sigue siendo un gran creyente en esta manera de hacer cómics. Los cómics de la última década tienden a favorecer historias y guiones más pesados y relegar el arte a un rol secundario. Inclusive, estrategias narrativas como la famosa retícula de nueve paneles y similares que favorecen un ritmo menos frenético han ganado gran popularidad. Es el opuesto a la a la metodología de Larsen.

Nostalgia aplicada

Larsen ha sido muy vocal respecto a las deficiencias que él siente en la tendencia actual que han tomado las dos grandes editoriales de cómics. Usa Captain America: The End para demostrar cómo deberían ser las cosas. Y consigue un cómic con exactamente las mismas virtudes y problemas que las épocas que homenajea.

Jack Kirby ha sido una influencia para prácticamente todos los artistas de cómic y particularmente para la generación Image. Los personajes de Kirby salen de las páginas en cada cuadro y sus composiciones son una locura de intensidad y fuerza. Larsen toma todo eso de Kirby y adapta su estilo para parecerse lo más posible a él.

Cómic de la Semana: Captain America: The End

El resultado es el esperado: paneles impresionantes y momentos épicos.

Además, Larsen también se asegura de que pase mucho en este número. Podría parecer obvio, al ser un one-shot, que la historia debe tener su inicio, medio y final en el cómic mismo. La cuestión es que Larsen tiene razón cuando acusa a Marvel y DC de no avanzar las cosas suficientemente rápido. Aun en one-shots pocas veces desde los 2000s es posible leer un número regular y no sentir que nada sucedió. 

En los 70s y 80s las historias eran frenéticas, en tan solo unas páginas los héroes viajaban por el espacio, tenían enfrentamientos épicos, hacen amigos…De un tiempo para acá, se necesitan 32 páginas para que dos personajes se digan que se quieren. 

En este número, Larsen se asegura de que no pase eso. La historia inicia de golpe, sin necesidad de una larga exposición sobre el estado del mundo. De pronto, se asume que en algún momento Captain America supo cómo se llamaban sus nuevos amigos. De pronto, se asume que se conocen lo suficiente para preocuparse unos por otros. Estas cosas no se desarrollan, se asumen para poder seguir adelante.

Cómic de la Semana: Captain America: The End

La parte negativa de esa aproximación es que hay cosas que deben resolverse en los diálogos de forma un poco improvisada. Y lo contrario también sucede, cuando los diálogos narran lo que la imagen ya está contando porque en realidad nadie pensó en qué podrían decir los personajes ahí para avanzar la historia.

Cómic de la Semana: Captain America: The End

El fin de Captain America

Como todas las historias en la línea The End, esta no deja un final definitivo. Lo que hace bien es que da una razón posible para que este gran héroe deje de luchar. Bueno, posible dentro del mundo que crea. Siguiendo con la lógica de lo poco importante que es la historia, el final es un deus ex machina bastante banal. Pero al menos es un momento enaltecedor que justifica el título The End.

Fuera de eso, la historia es una aventura más de Captain America sin mayor interés ni mérito. No es particularmente interesante ni desgarradora. Es, al más puro estilo de Imagen y el Marvel Way de Stan Lee, una excusa para diálogos poderosos y sobre todo para imágenes de alto impacto.

Cómic de la Semana: Captain America: The End

En ese sentido, Larsen logra bien su cometido de rendir tributo a Kirby y poner en evidencia otra manera de hacer cómics. Quizá sin quererlo, deja en claro lo que hace interesantes a creadores como Tom King, pero sobre todo hace muy evidente que los cómics son un medio esencialmente colaborativo. Para aprovechar al máximo sus posibilidades la prioridad no le corresponde ni al texto ni al arte, sino a su colaboración como iguales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.