pretty violent with lots of swears

Cómic de la Semana: Pretty Violent…with lots of swears

Cómics

Todos los miércoles las editoriales americanas lanzan sus nuevos cómics, y cada miércoles elegimos uno de esos por su calidad, importancia (o porque nos gustó) y te lo presentamos como el cómic de la semana.

El cómic de esta semana es Pretty Violent…with lots of swears de Image cómics.

Pretty Violent with lots of swears de Derek Hunter

Sinopsis:

Gamma Rae, una niña superpoderosa criada por villanos quiere ser una superheroína a toda costa. Una serie la lleva a salvar al villano Madmanimal, causando al mismo tiempo la muerte de su heroína preferida Hulktress y del héroe Mechadix.  Además, asesina a un montón de civiles y (como era de esperarse) se gana el repudio público. 

En una historia secundaria, Gamma Rae del futuro viaja al presente para evitar una crisis, pero Merc no cree que sea del futuro y mata a sus acompañantes. Gamma Rae del futuro reacciona regresando por donde vino, porque qué flojera lidiar con ese patán. 

¿Por qué es el cómic de la semana?

Pretty Violent...with lots of swears número 1

La respuesta es muy sencilla: estúpida y violenta diversión.Derek Hunter es conocido principalmente por su trabajo en animación (Adventure Time, DuckTales), de esa animación de colores chiclosos, situaciones buena onda y buenos sentimientos. 

En Pretty Violent, Hunter toma esa estética chiclosa y, como el nombre lo sugiere, lo hace de una forma violenta. Y aunque no es una es algo nunca antes visto, es un cómic súper divertido, sobre todo apoyado en el gran trabajo de guión de Jason Young. 

Short and sweet

La historia de Pretty Violent #1 sucede en 4 escenas, nada más. La primera pelea contra Madmanimal, Hulktress y Mechadix establece el conflicto y el tono de la historia, de forma efectiva. Después hay un pequeño descanso cuando Gamma Rae casi consigue un slurpee gratis por ser una superheroína (pero lo pierde cuando el tendero descubre que mató a toda esa gente) y habla con otro súper héroes wannabe. Esa escena sirve para establecer un poco a los personajes y dar pie a la revelación del final. 

Pretty Violent...with lots of swears número 1

La tercera escena es otra batalla contra un villano que, por la impulsividad de Gamma Rae, resulta en héroes e inocentes muertos. No solo sirve para mantener el ritmo vertiginoso de la historia sino que establece con total claridad que el problema de Gamma Rae es Gamma Rae. Su impulsividad y necedad crean los problemas. 

La última escena es la gran revelación, no sólo de que existe un cuartel subterráneo de supervillanos como el interlocutor de Gamma Rae había sonado, sino que Gamma Rae viene de una familia de villanos.

Pretty Violent...with lots of swears número 1

Con este ritmo, Hunter y Young logran algo que no se ve con frecuencia: un cómic donde pasan suficientes cosas como para dejarnos satisfechos y además, donde se cumplen objetivos narrativos claros. Pretty Violent es un excelente ejemplo de un primer número (o de un piloto, haciendo un paralelo con las series). Los mejores cómics que inician una serie consiguen hacer la exposición mientras establecen tono y ritmo, sin aburrir. No es fácil, y el equipo de Pretty Violent lo consigue.

Espectadores inocentes

Aunque la historia es sencilla en este primer número, el guión es una verdadera joya. Hace una excelente mancuerna con el arte para establecer el tono de la serie.

La personalidad de Gamma Rae se ve reflejada en sus diálogos y contrasta con los demás personajes. Es algo que no todos los escritores pueden hacer. La realidad es que frecuentemente es imposible distinguir a un personaje de otro a partir de los diálogos y cualquier variación de estilo aplica a todos por igual (te estamos viendo a ti Bendis). En Pretty Violent, no es que existan muchas voces con matices diferentes, pero al menos hay una separación clara entre Gamma Rae y los demás.

El entusiasmo infantil, la confianza que se torna arrogancia, inclusive la pesada frustración que se torna en el desbordante entusiasmo de Gamma Rae, está presente en prácticamente todos sus diálogos. Es muy sencillo imaginar su molesta voz mientras vas leyendo.

Pretty Violent...with lots of swears número 1

La muchedumbre es un personaje más dentro de este cómic, al grado que son un poco responsables de que Mechadix se pusiera en contra de Gamma Rae. Tradicionalmente en todas las historias de acción o súper héroes, la masa de civiles es un prop, una excusa para motivar o crear conflicto. Su participación es pasiva y sólo están ahí para ser puestos en peligro o salvados. Aquí pasa un poco lo mismo (sobre todo considerando que la mayoría muere y uno es literalmente usado como arma) con la diferencia de que no se quedan callados. Los diálogos de los espectadores son evidentes e imposibles de pasar por alto.

Es una espectadora inocente la que acusa a Hulktress de querer matar a un “niño” -que resulta ser Madmanimal- y es otro el que nos recuerda que Hulktress es una heroína. Son los espectadores los que explican que, aunque sus intenciones son buenas, Gamma Rae cometió un error y debe pagar. Son ellos de nuevo los que empujan el frenesí de la batalla causando sus propias muertes.

La manera en que intervienen, con cortos pero incesantes diálogos ayuda mucho a mantener el ritmo del número. Además, las intervenciones son tontas y en momentos inapropiados, logrando un excelente efecto cómico.

Arte chicloso

Gran parte de la comedia viene evidentemente del arte. Por supuesto que el contraste del estilo de caricatura (en el sentido de “animación para niños”) con la violencia gráfica resulta humorístico. Pero también el trabajo de actuación en los personajes lo consigue por sí mismo.

Pretty Violent...with lots of swears número 1

La influencia del trabajo de animación de Hunter es evidente,no solo en el estilo gráfico, sino en el trabajo expresivo de los personajes. Algunos momentos y poses podrían verse en casi cualquier cómic, pero hay situaciones en las que se refleja el esfuerzo de acting de la animación. 

Por su lado los colores de Spencer Holt ayudan a cerrar ese tono chicloso casi a la perfección. La paleta de color es súper vibrante y remite también al mundo de la animación. El rosa intenso del cabello de Gamma Rae es tan llamativo como el rojo inescapable de la sangre y las tripas de los personajes decapitados y desmembrados. 

La combinación resulta en un arte que se disfruta y encaja a la perfección con la historia y el guión.

Cómic de autor

Es probable que el orden de prioridad en realidad haya sido arte por encima de historia/guión. Normalmente así sucede en este medio. En este caso tendría mucho sentido puesto que Pretty Violent es un cómic salido de la mente de Derek Hunter, artista antes que escritor.

Pretty Violent...with lots of swears número 1

Normalmente cuando escuchamos el término cómic de autor pensamos en algún cómic independiente, con arte en blanco y negro, explorando temas de conflicto existencial. Cómic de autor en realidad significa que el creador tiene gran control sobre el contenido, a diferencia de una propiedad existente donde los editores pesan mucho.

Pretty Violent es definitivamente un cómic de autor en ese sentido, y porque tiene una idea clara que empuja en todos sus momentos. Es el resultado de una gran colaboración entre artista y guionista, pero esencialmente es el cómic de Derek Hunter. No tiene que ser intelectualmente pesado para ser un buen cómic de autor, pero tiene que ser honesto. Pretty Violent es honesto en sus ganas de pasarla bien.

Hacer un cómic divertido y chistoso que se sienta coherente no es sencillo, menos aún uno donde la historia avance sin que la presentación del universo es muy pesada. Pretty Violent lo consigue y al mismo tiempo logra marcar un tono a través de todos sus elementos narrativos y ser un gran ejemplo de como abrir una serie. No podemos esperar al número 2. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.