como escribir comics

Cómo escribir cómics según Stan Lee y Harvey Pekar

Cómics

Antes de escribir tu guion de cómics, tienes que decidir qué es lo que vas a escribir. En previas entradas cubrimos los géneros más populares dentro de los cómics, pero aunque tengas ya un género en mente hay muchas preguntas que debes de responder antes de dejar fluir tu imaginación. ¿Qué tipo de historia será? ¿Cuál será el arco de tu protagonista? ¿Qué tipo de conflicto va a enfrentar, será emocional o físico? Será una historia de héroe contra villano o héroe contra él mismo. 

Si aún no te decides o estás buscando inspiración, te compartimos dos diferentes métodos para escribir un guion de cómic de dos figuras legendarias de la industria: Stan Lee y Harvey Pekar.

Stan Lee

Para Lee, antes de escribir usando su método personal, el reto era crear y definir a sus personajes. Después de hacer esto, la historia fluía fácilmente de forma natural. Para Lee lo más sencillo era inspirarse en su alrededor. Observar a la gente interactuar, imaginar de qué están hablando, cuáles son sus sueños y esperanzas, qué obstáculos han tenido que enfrentar. Sus personajes estaban inspirados en lo que veía.

Después de crear al personaje principal, héroe o antihéroe, se daba a la tarea de crear personajes que complementaran y enriquecieran a sus protagonistas. Al escribir a Ironman, un CEO millonario, pensó con quién interactúa ese tipo de personas en su vida diaria. La respuesta natural fue con su secretaria y su chofer, y así es como nacieron Pepper Potts y Happy Hogan.

Stan Lee pensaba que poner un poco de atención a lo que te rodea te hará convencerte de una cosa: hay historias sucediendo todo el tiempo, en todos lados.

Harvey Pekar

Cómo escribir cómics según Stan Lee y Harvey Pekar

Pekar tenía un enfoque completamente diferente. A la hora de escribir un guion, el creador de American Splendor tomaba un enfoque autobiográfico. En sus palabras, entenderse a sí mismo era suficientemente complicado como para intentar entender las motivaciones de las demás personas. Para él la única forma de crear personajes creíbles era basarse en lo que conocía enteramente, y eso era él mismo. Para Pekar entre más apegados sean los detalles a los hechos en los que te estás basando, más creíbles serán tus historias para tus lectores.

Aunque esto no quiere decir que todo lo que escribía era una copia de su vida; las fechas, las secuencias, los lugares podían ser cambiados o renombrados.

Lo que hace a Harvey Pekar tan remarcaba en su forma de contar historias, es que su meta era crear cómics que impulsarán a los lectores a vivir, no a usarlos como un medio de escape. Para él las personas promedio tenemos la cantidad perfecta de heroísmo y es una industria llena de superhéroes, es fácil olvidar eso.

La mecánica para escribir un guion, ya sea de cómics o de cualquiera otro medio, es prácticamente la misma, pero todas las decisiones que se toman dentro del proceso creativo son las que afectan el resultado. Conociendo estas dos perspectivas de la creación de personajes y de historias queda claro que, al final, lo más importante es cuál es la historia que quieres contar y la motivación emocional que está detrás de ella.