moraleja detrás de las historias de superhéroes

La verdadera moraleja detrás de las historias de súperheroes

Cine y series Cómics

¿Cuál es el punto detrás de la interminable lucha entre los súperheroes y el crimen?

Acabas de terminar de leer tu cómic favorito y tu héroe al fin consiguió un final feliz. Batman por fin encuentra el amor y se retira para vivir una vida llena de paz o tal vez Tony Stark decide dejar de ser Iron Man y usa su fortuna para ayudar a quienes más lo necesitan, por un instante tus personajes favoritos prueban el sabor de la felicidad y eso, te hace feliz a ti. 

Pasa un mes y sale una nueva edición de tu cómic favorito. Hay una nueva catástrofe que hace que Batman tenga que salir del retiro y Tony tenga que volver a usar su traje. El conflicto nunca termina, el “felices para siempre” es para los cuentos de hadas, no para los héroes, no cuando el mundo está en peligro.

Por un segundo suspiras y antes de seguir leyendo te preguntas, ¿cuál es el punto de todo esto?

moraleja detrás de las historias de superhéroes

Cada epílogo es un preludio

Puede parecer tonto o puede parecer obvio para algunos, pero en mi caso la respuesta a esta pregunta me llegó cuando estaba leyendo la serie de Batman de Tom King, específicamente cuando leí el título de la edición #23: “Cada epílogo es un preludio”.

En mi opinión, el título de ese cómic guarda la (obvia) moraleja detrás de todas las historias de superhéroes. No hay tal cosa como un “final”, no existe el “felices para siempre”, solo existe el conflicto actual y al terminar, un pequeño descanso entre ese conflicto y el que inevitablemente surgirá de nuevo. 

Los superhéroes son el panteón mitológico de nuestra sociedad moderna. Las historias que protagonizan son y siempre han sido un espejo de nuestra sociedad, los dilemas a los que nuestros héroes se enfrentan nos dan respuestas sobre cómo enfrentar los problemas de nuestra vida. 

Para muchos de nosotros los superhéroes son guías de vida y sus historias nos ayudan a navegar la realidad. 

Una realidad que siempre cambia y que nunca se detiene. Francis Fukuyama estaba equivocado, la historia nunca terminó. Cada epílogo no es más que un preludio.

¿Por qué necesitamos superheroes?

Es por ello que necesitamos a nuestros héroes para acompañarnos a hacer sentido de la realidad. El humano es un animal narrativo, hace sentido del mundo a través de las historias que se cuenta a sí mismo de él. También somos un animal al que le gusta la seguridad de la familiaridad, es por ello que a través de la historia siempre hemos creado personajes recurrentes que nos acompañan en nuestro camino a través de una realidad cambiante. 

Los griegos tenían a Zeus, los Romanos a Júpiter, los practicantes judeocristianos tienen a Jesús, nosotros tenemos a Superman. 

El conflicto nunca puede terminar para nuestros héroes porque el conflicto nunca termina para nosotros. La liga de la historia oscila entre tiempos de prosperidad y tiempos de crisis y necesitamos de nuestros héroes para ayudarnos a entender los cambios sociales que sufre nuestra sociedad.

Esa es la verdadera moraleja detrás de las películas, cómics y series de superhéroes. El conflicto nunca termina, el mundo nunca deja de cambiar, sin importar que tan seguros nos sintamos, siempre habrá una nueva crisis esperando a la vuelta de la esquina, no podemos bajar la guardia y más importante que nada: siempre debemos de estar listos para dar lo mejor de nosotros y ayudar a los demás a salir adelante.

Para recordarnos todo esto, siempre vamos a necesitar nuestras historias y a nuestros héroes junto a nosotros. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *