metodo marvel para escribir comics

¿Qué es el método Marvel?

Cómics

Ya sea que te consideres un experto de los cómics o no, es probable que estés con Marvel, sus superhéroes y su universo cinematográfico. Pero detrás de todo este mundo que ha cambiado y redefinido el entretenimiento, está la fuente original: los cómics.

Stan Lee fue sin duda una pieza angular para las series y películas de Marvel que tanto nos gustan, y parte de su legado -independientemente de sus historias y sus personajes- fue su forma de escribir cómics. Stan Lee y Jack Kirby, mientras ayudaban a construir la industria de este medio, inventaron un método que definía cómo escribir cómics, ahora conocido como el Método Marvel.

¿Qué es el Método Marvel?

Antes de que Stan Lee y Jack Kirby crearan el Método Marvel o plot first, los comics se escribían de una forma estandarizada sin importar de qué compañía fueran. 

Tradicionalmente para escribir un guion de cómic el escritor, o escritores, primero presentaban la trama. Con la trama definida, se trazan todas las viñetas, describiendo detalladamente todas las acciones que tomarían lugar, acompañadas de sus respectivos diálogos. Todo esto se escribiría y se incluí en un guion final, que después sería revisado por el equipo. Cuando todo el mundo estaba satisfecho con el guion, entonces se mandaba al artista que dibujaría cada fotograma del cómic basándose en el guion final. 

El método Marvel nació principalmente por la cantidad enorme de trabajo que Stan Lee tenía, y como básicamente él era el creador detrás un gran número de cómics simultáneamente, la rigidez del método convencional de escritura no era suficiente. El método Marvel consiste en escribir una trama básica (plot first) y con ese outline minimalista dar libertad creativa a los artistas para ilustrar las acciones principales de la historia. Con las viñetas listas, los escritores ya solo llenarían los globos de diálogo.

Con este nuevo enfoque, Lee empoderó a sus artistas para que pensaran de manera creativa y usaran su imaginación para plasmar su trama de una página en una serie de paneles de cómics.

Básicamente el método Marvel se resume en escribir un outline de la historia y mandárselo al artista. Con este outline como referencia el artista creará todas las viñetas. Terminadas las viñetas, el escritor se encarga de escribir los textos finales basándose en el arte.

Método Marvel en acción


De Kato #5, escrito por Andre Parks. Con solo 50 palabras como outline, el artista tuvo suficiente para generar el arte de las tres primeras páginas.

¿El resultado? Este método redujo drásticamente el tiempo de producción de los cómics, permitiendo entonces que Lee tuviera más oportunidad de pensarse a inventar personajes e historias. Este método le ayudó aconstruir la compañía de cómics más exitosa del mundo y crear algunos de los personajes e historias más icónicos de la historia de la ficción.

¿Todavía se usa el Método Marvel?

En los años 70  el método Marvel sirvió para impulsar y consolidar a la industria de los cómics. 

Parte de lo que hacía funcionar este método era por su puesto Stan Lee. Como figura central y mente creativa detrás de casi todos los números que se estaban publicando, el método Marvel funcionaba porque eran una adaptación al proceso creativo de Lee. Pero en realidad puede llevar más tiempo si no está acostumbrado y para que funcione debe haber un nivel de confianza entre escritor, artista y editor.

Todos deben estar en sintonía al entrar y estar trabajando con una idea clara en común. Lee y Kirby tenían esto, Lee y Ditko lo tuvieron mucho tiempo…

Por último, está la etapa del guion. Usando el método Marvel el escritor solo puede escribir el guion una vez que está en la última página lo cual puede convertirse en un problema para los letristas. Con todas las viñetas terminadas, el texto tiene que forzosamente adaptarse al tipo de globos de texto que el artista haya decidido usar.

A pesar de su vínculo con el Método Marvel, actualmente tanto como DCMarvel desaconsejan su uso a la hora de escribir guiones de cómics modernos. Estas grandes editoriales se han dado cuenta de que el guión completo les da más control sobre el producto terminado.