escribir narrativa visual

4 tips para escribir un guion como todo un experto

Para Creadores

De la vista, nace el amor. Este dicho tiene mucha razón cuando hablamos de narrativa visual… y del entretenimiento en general. Tu primer encuentro con cualquier tipo de producto a consumir, es la vista, la primera impresión. Por eso el storytelling en animación tiene que incluir un diseño especial que vaya con el tono de la película o serie, pero también que atraiga lo suficiente al público. 

Claro que el diseño no es todo, lo que entendemos con las imágenes que estamos viendo son clave para que el espectador procese de qué se trata todo esto. Y tú, como guionista, debes de saber cómo desarrollar esa narrativa visual para poder guiar al público hacia donde quieres. 

Si no tienes idea de lo que te estamos hablando cuando lees narrativa visual, aquí podrás conocer qué es, para qué sirve y por qué es importante. Aquí, te daremos 4 tips para que puedas desarrollar tu historia como un experto del storytelling en animación. 

1. Observa los detalles

¿Alguna vez has jugado a crear historias de las personas que están a tu alrededor? Si no lo has hecho… debes comenzar a practicar. 

Cuando escribes los detalles de un guion o una historia, debes de tener cuidado en balancear diálogos con gestos. Los personajes no pueden explicar cada emoción y sentimiento con el diálogo, sería aburridísimo; además, esto no sería natural, y provocaría una enorme falta de empatía en tu público. 

Cuando observas a la gente a tu alrededor, podrás notar que sus movimientos, acción y gestos suelen revelar más de lo que parece. Por ejemplo, si vemos a una persona con ese tic clásico de estar moviendo la pierna, podemos identificar que sus emociones están cargadas de ansiedad. Si le agregamos el movimento de revisar continuamente su reloj, sabremos que hay algo o alguien que está atrasado y eso es lo que le provoca ansiedad. Y si a eso le agregamos el fondo de una estación de trenes, podemos imaginar que está esperando un tren o a alguien que llegará a la estación… y al parecer es muy importante, porque esto le está ocasionando mucha ansiedad. La curiosidad del espectador va en aumento con la unión de estos detalles, aunque aún no se haya revelado mucho de la trama.  

Como guionistas, somos esencialmente observadores. Nuestro trabajo es decidir qué tantos detalles queremos que el público vea, ¿qué es lo relevante? El storytelling debe estar construido para guiar al público a un sentimiento de empatía o curiosidad. Si el ejemplo pasado estuviera en un guion, el director desarrollaría la historia usando el lenguaje cinematográfico, utilizando los planos y movimientos de cámara adecuados para ir mostrando cada uno de los elementos que describimos antes. 

La mayoría de las veces, la audiencia ni siquiera se da cuenta de que está siendo guiada. El espectador suele sorprenderse por lo que cree haber descubierto sin pensar que ese elemento fue cuidadosamente planeado para que él pudiera verlo. 

2. Externaliza lo que pasa internamente

Una de las cosas más importantes que hay que entender sobre la narrativa visual en cine, es que, como guionista, tienes la tarea de describir a los encargados de la realización cómo presentar la historia a la audiencia. Dicho de otra manera, estás sugiriendo lo que tu equipo de filmación o tus artistas de animación deberían mostrar en pantalla.

Por eso, la redacción en un guión debe crear una experiencia similar a la de ver una película. Mientras que en una novela te puedes explayar y puedes hablar de cosas como pensamientos específicos, en un guion tienes que ser muy concreto con lo que se muestra. Y no puedes mostrar pensamientos; como dijimos antes, sería aburridísimo que todas las emociones y pensamientos se reflejaran en puro diálogo. 

En «6 técnicas para hacer que su escritura sea visual», el guionista y profesor Charles Harris escribe:

“Mira la televisión y los anuncios impresos, vea cuán expertos pueden condensar un pensamiento en un momento de tiempo. Aprende de ellos. ¿Cuántas ideas tienes en tu guión que podrían expresarse en una sola imagen en lugar de páginas de conversación?”

3. No intentes dirigir desde las páginas

Aunque tu guion debe ser muy específico para indicar al crew qué es lo que se debe mostrar, esto se limita a la narrativa general de la historia. El trabajo de dirección no debe estar en el guion, porque esa parte del trabajo necesita otro tipo de tratamiento. 

Para ser claros, cuando hablamos de narrativa visual específicamente en guion, estamos hablando de describir lo que está sucediendo en una escena, no de decirle al director qué ángulos de cámara usar. Eso se considera «dirigir desde la página» y está muy mal visto, además de que será bastante confuso en las siguientes etapas de producción. Cuando se trata de ángulos de cámara, sí, debes confiar en las decisiones del director.

INT. ESTACIÓN DE TRENES – NOCHE

ABI (32), está sentada en una banca de la estación, su pierna se mueve rápidamente con ansiedad mientras revisa su reloj varias veces. Mira alrededor y luego se tapa la cara con las manos.

Si a esto le agregas, “ZOOM a su cara mientras mira alrededor”, estás dirigiendo desde la página. Y esta parte del storytelling en animación en live-action o cualquier tipo de producción, ya no le corresponde al guionista. 

4. Se muy específico y directo

Tu guion debe tener un balance. Tienes que ser muy específico con todo lo que es visualmente necesario, pero tampoco puedes extenderte media cuartilla describiéndolo. ¡Nadie dijo que escribir un guion sería fácil!

Si el ejemplo anterior fuera mucho más sencillo, el resto del equipo en la producción no podrían entender lo que queremos mostrar:

INT. ESTACIÓN DE TRENES – NOCHE

ABI (32), está sentada en una banca con mucha ansiedad. 

¿Por qué? Cómo demuestra esa ansiedad es clave. No es lo mismo verla hecha bolita en la banca (lo que podría indicar que tiene miedo o sufrió alguna agresión), a mostrarla viendo a su alrededor y revisando su reloj. 

Pero tampoco puedes escribir una novela para describir lo que le sucede, ni dar información que no forma parte de la narrativa visual (que no se muestra en pantalla). 

INT. ESTACIÓN DE TRENES – NOCHE

ABI (32), está sentada en una banca de la estación, esperando a Luis. Es muy extraño que no haya llegado, así que está muy preocupada. Su pierna se mueve rápidamente con ansiedad mientras revisa su reloj varias veces. Luis tiene casi dos horas de retraso. Mira alrededor y luego se tapa la cara con las manos.

¿Te imaginas al equipo tratando de mostrar que Luis tiene casi dos horas de retraso? Sería necesaria una escena en donde veamos el boleto de Luis, o donde Luis o Abi tengan diálogos diciendo que lleva dos horas de retraso. Pero si ese detalle no es tan importante como la ansiedad de Abi, estaríamos metiéndole paja innecesaria al guion… ¡Sería aburridísimo! 

Como todo arte, lo más importante es practicar. La narrativa visual se compone de tantos elementos y requiere de tantas personas, que la comunicación puede llegar a ser muy complicada. Pero mientras tengas en claro lo que quieres mostrar y seas claro, podrás comunicarlo. 

Si quieres saber más sobre narrativa visual y storytelling en animación, checa nuestra sección para creadores. ¡Y déjanos tus comentarios!