guion interactivo

Cómo escribir un guion con la estructura choose-your-own-adventure

Para Creadores

Cada generación es un nuevo reto para el entretenimiento. Nuestros papás se impresionaban con los efectos especiales y el CGI, verlos era parte de la diversión. Pero las nuevas generaciones somos más exigentes, ya estamos acostumbrados a estos efectos, así que tienen que tener la mejor calidad y además, tienen que tener algo extra que nos sorprenda. Lo mismo pasa en narrativa, para saber cómo escribir un guion que atrape a una generación que tiene acceso a todo tipo de contenido, hay que ser mucho más creativo y experto que antes. 

Así que si quieres mejorar tus aptitudes narrativas, llegaste al mejor lugar, porque vamos a explicarte cómo desarrollar un choose-your-own-adventure, una estructura que se está volviendo muy popular en el cine y la televisión, pero muchas veces le falta calidad. Además te vamos a dar varias buenas prácticas que debes de tener en mente si te interesa crear una historia así. 

La narrativa no sólo incluye al planteamiento de la historia con su conclusión y desenlace; los formatos narrativos abren un abanico de posibilidades para los realizadores. Como mencionamos antes, cada vez hay más series y películas que se avientan a crear una historia choose-your-own-adventure, pero es una tarea tan complicada, que a veces no satisfacen al público. Una de las primeras películas fue, por ejemplo, Black Mirror: Bandersnatch (2018) que hizo Netflix, esa película que seguramente ya habías olvidado porque, simplemente, no fue tan buena. 

Pero esta estructura narrativa tiene mucho potencial, y estamos seguros de que si tú has tenido la oportunidad de experimentar alguna historia así, te clavaste tratando de sacar algunos finales. ¡Lástima que casi ningún final de Bandersnatch fue muy bueno! En cambio la serie de libros Elige tu propia aventura, usa esta esta estructura con mucha genialidad, pero de una manera muy sencilla de entender. 

¿Qué es choose-your-own-adventures ?

Aunque este tipo de narrativa ya tiene un rato haciéndose en literatura y videojuegos, se ha vuelto muy popular en plataformas de streaming. Netflix ha intentando innovar con algunas de sus historias más populares, empezando con la película que ya mencionamos de Black Mirror

Claro que el choose-your-own-adventure ya se había visto antes, y de hecho, la plataforma de streaming ya tenía películas de Minecraft y del Gato con Botas con este formato. Pero Netflix aprovechó la popularidad de Black Mirror, haciendo más visible esta narrativa. Las críticas de la película se pueden resumir básicamente en: mala historia, interesante propuesta interactiva. 

Después agregó más contenido como You vs. Wild, una entretenida serie para toda la familia, o Unbreakable Kimmy Schmidt: Kimmy vs. el reverendo, que es bastante divertida. Pero Netflix sigue dejando mucho que desear… Quizás uno de los proyectos más interesantes sería Erica, el videojuego de Sony que bien podría considerarse una película. Más que “jugarlo”, lo que haces es elegir opciones y pasar por sus diferentes líneas narrativas desbloqueando diferentes finales (y ganando trofeos para tu cuenta de PS). La diferencia que hay entre Erica y las películas de Netflix, está en la calidad y cantidad de elecciones que la historia te pide. 

En los cómics, también se hicieron algunas historias de choose-your-own-adventure. Por ejemplo, Batman: Death in the Family, un cómic experimental en el que la gente votaba por teléfono sobre lo que quería que pasara en la siguiente entrega. Y ahora, ¡será una película animada! La primera de Warner Bros. con esta estructura narrativa, y una de las principales decisiones incluyen salvarle la vida (o no) a Robin. ¿Ya te emocionaste? 

¿En qué consiste la estructura choose-your-own-adventure?

Para explicarte, usaremos un término que suena muy complicado, pero ten un poco de paciencia, es bastante sencillo de entender: hiperficción explorativa. Esto se trata de dar a la audiencia la posibilidad de elegir lo que quiere ver o leer. Pero para que esto funcione, obviamente, el autor debe de haber preparado una serie de líneas narrativas que se conecten entre sí. 

La hiperficción explorativa es muy diferente de la hiperficción constructiva aunque muchas veces se confunden (espera, espera, aún no cierres nada, es muy fácil de entender). Para diferenciar esto te pondremos dos ejemplos muy sencillos:

Por un lado tenemos a los videojuegos de mundo abierto, por ejemplo, Red Dead Redemption 2. Aquí puedes ir a donde quieras, interactuar sólo con los personajes que elijas y decidir cómo será tu historia de entre miles de posibilidades. Los personajes secundarios ya fueron creados, sus cientos de frases ya fueron preparadas y todo el mundo está “activo” para que hagas lo que quieras en cualquier momento.  Es una historia no-lineal que tú vas construyendo: hiperficción constructiva.

Por otro lado, están las historia como los videojuegos de The Walking Dead. Aquí, hay diferentes momentos en los que debes tomar una decisión que llevarán a algunos de los personajes a convertirse en zombies o no, y podrás ver diferentes finales desbloqueables. Pero para avanzar siempre tienes que seguir la línea narrativa que los realizadores ya tenían contemplada. Los guionistas plantean una historia con varios desarrollos que te dan opciones específicas que se bifurcan para enviarte a alguno de los finales ya preparados. Este es un choose-your-own-adventure y su estructura narrativa es la hiperficción explorativa

Buenas prácticas para escribir un guion con esta estructura 

El punto del arte es que no debe tener límites. Nos pondremos un poco cursis al recordarte que, al momento de crear historias, ¡tu imaginación es el único límite! Sin embargo, existen algunas reglas y formatos que van mejor juntos, no importa que quieras escribir un libro, un cómic, un videojuego, una serie o una película. 

Escribe en segunda persona

Por ejemplo, imagina un videojuego en el que al momento de que tomes la decisión del protagonista, te pregunten. “¿Qué quiero elegir?” o “¿Qué quiere elegir?”. Se sentiría muy extraño. Por eso cuando es el jugador quien toma las decisiones, las preguntas siempre están en segunda persona: “¿Qué quieres elegir?”. De esta manera estás señalándole a la audiencia que tiene el control de seleccionar y experimentar las consecuencias. Quizá te parezca un detalle obvio, pero el enfoque que le des puede influir en que tu audiencia se sienta completamente inmersa en la historia o no. 

Primero plantea tu historia y a sus personajes

La parte divertida de escribir una historia choose-your-own-adventure es decidir cuándo pedirle a la audiencia que tome una decisión y qué opciones le queremos ofrecer. Pero no te adelantes, si tu trama no tiene primero los elementos básicos para que tu público sienta empatía e interés, la historia no se va a sostener.

Primero asegúrate de que tienes a tus arquetipos bien definidos, esto te va a ayudar a que los personajes (inlcuso el que controla tu público), sean congruentes. Pero además, debes de crear una historia con la que la gente pueda sentirse emocionado e identificado. Te recomendamos que cheques las 22 reglas de storytelling que usa Pixar, o que revises los consejos de realizadores con experiencia como Gene Deitch.  

Plantea tus posibles finales antes de desarrollar la historia

Es cierto que la carnita, lo que está entre el inicio y el final de tu historia, es lo más complicado de desarrollar. Pero aunque no hayas definido los diálogos o las acciones de tu final, siempre tienes que tener al menos una idea de qué es lo que va a pasar antes de hacer el desarrollo. Si no sabes hacia dónde vas, tu historia podría terminar con un montón de paja que no aporta nada. 

En la estructura choose-your-own-adventure, tener tu final (o finales) definido es todavía más importante. Esto no quiere decir que después no puedas agregar o quitar un par de desenlaces, pero tienes que tener al menos una noción de hacia dónde podrán dirigir las decisiones de tu audiencia. Esto es un poco lo que pasó con Bandersnatch, tiene muchas escenas que, cuando llegas al final, te das cuenta de que no tuvieron nada de sentido.  

Mantén una escaleta organizada y con conexiones claras

A menos que tengas memoria fotográfica, asegúrate de mantener tu historia bien organizada de manera visual. Podrías crear una escaleta con algunos hilos o colores que te faciliten la visualización de qué sigue después de cada punto de decisión. Además, las escaletas también pueden ser muy útiles para que puedas visualizar dónde quieres esos puntos de decisión. 

Esperamos que este artículo te haya ayudado a entender mejor la estructura de choose-your-own-adventure. Saber cómo escribir un guion con este formato no tiene por qué ser un dolor de cabeza, pero sí es importante que sepas cómo funcionará exactamente tu historia. Sigue leyendo más artículos para creadores (o no, como quieras) y mejora tus habilidades narrativas.