Bernard DeKoven en su ensayo filosófico “The Well Played Game”

La Biblioteca – The Well Played Game

Para Creadores Reseñas

¿Cuántos de nosotros no hemos escrito “GG” (Good game o buen juego en español) al terminar una partida en línea? Ya sea que hayamos escrito o recibido ese par de letras, es un reconocimiento que todos los que jugamos buscamos conseguir. La validación de nuestros pares, confirmación de que somos buenos jugadores. 

¿Qué es jugar bien?

Pero, ¿qué significa ser un buen jugador? ¿Qué es exactamente “jugar bien”? Esa es la respuesta que busca responder Bernard DeKoven en su ensayo filosófico “The Well Played Game” (El juego bien jugado). Este libro, publicado originalmente en 1978, es un manifiesto tanto para quien ama jugar como para quien ama crear juegos.

Lo más sorprendente y refrescante de este título es que se escribió mucho antes de que los videojuegos fueran el fenómeno cultural que son hoy en día. Cuando Bernie habla de los juegos, se refiere a aquellos juegos que nos sacan de la casa, los que jugamos en el parque, los que compartimos con amigos, etc. 

Un clásico atemporal

Pero los conceptos que nos comparte DeKoven, como por ejemplo la importancia de una comunidad de juego saludable, son increíblemente relevantes para la actualidad. Reconociendo esto, en 2013 el MIT Press regresó The Well Played Game a circulación y se ha reconocido como un clásico redescubierto que cobra gran relevancia dentro de cualquier conversación que quiera tratar sobre por qué y cómo jugamos.

Para Bernie lo importante no es el juego que se juega, lo primordial es jugar bien y que todos los jugadores estén en el acuerdo de que eso es lo que se busca. Cuando jugamos estamos confiando en que las personas que juegan con nosotros van a darle al juego la misma importancia que nosotros le estamos dando. ¿Quién no se ha frustrado al jugar un juego de mesa con alguien que no se lo toma enserio y se lo arruina a todos? O al contrario, alguien que se toma demasiado en serio el juego cuando los demás sólo quieren pasar una tarde relajada también puede ser muy frustrante para todos.

“En una mano tenemos la mente que jugetona – innovadora, mágica y sin límites. En la otra mano está la mente jugadora – concentrada, determinada e inteligente. Y en la mano que toma las a estas dos mano tenemos la noción de jugar bien”

-Bernard DeKoven- 

Ambas situaciones son válidas, el único requerimiento para jugar bien es que todos los que pertenecen a la comunidad de juego hayan alineado sus expectativas sobre qué es lo que esperan del juego. 

Más allá del triunfo

La tesis de Bernie es que al final del día, cuando jugamos, nuestro verdadero objetivo no es triunfar sino más bien tener un buen juego y a través del buen juego expresar y experimentar la excelencia. 

Más que un libro, The Well Played Game es una carta de amor al acto de jugar. Nos recuerda que el elemento más importante de un buen juego es el jugador y en un mundo donde cada vez se le da más peso a la tecnología o al tamaño de los mapas, este es un recordatorio necesario. Este libro pertenece al estante de todos los que aman jugar y de todos quienes amen crear. 

Si te encuentras cuestionando tu amor a los juegos o videojuegos, este libro te va a recordar lo que te enamoró de ellos en un principio. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.