hades

5 razones por las que Hades es tan bueno como dicen

Videojuegos

La capacidad que tiene Supergiant Games para entregar un los mejores videojuegos es increíble. Parece que es imposible que estos campeones hagan un mal juego. 

Sin dudas Hades, el último juego del estudio, es uno de los mejores videojuegos que han desarrollado. Si no nos quieres creer a nosotros tal vez uno de los muchos premios de “juego del año” que se ha llevado te convenza. Si por alguna razón aún no juegas Hades aquí te damos cinco razones que deberían de convencerte de que si, el hype es real. 

Te lo dice alguien que ya había jurado dejar los roguelike por siempre, pero cuando Supergiant Games, uno de mis desarrolladores favoritos anunció que su nuevo título sería del género no me quedó más que rendirme y aceptar que habría al menos un roguelike más en mi destino. 

Un roguelike con narrativa 

Algo que hace a Hades un roguelike verdaderamente especial es que los genios de Supergiant lograron darle a este título una narrativa lineal. Cada intento por escapar del infierno te acerca a la conclusión de la historia y esto ayuda a que te mantengas pegado al juego y digas “solo un run más”. 

La historia es muy interesante y los personajes encantadores, mejor aún; a diferencia de otros títulos del género que buscan ser “infinitos” Hades te ofrece una conclusión definitiva cuando logras salir diez veces del infierno. Si, puedes seguir jugando si así lo deseas pero al menos la historia llega a su fin. 

Todas las armas son divertidas 

Muchos roguelike pecan de arrojarle al jugador montañas de contenido pero que es poco divertido o significativo. Es fácil encontrar estrategias óptimas y nunca variar, pero Hades es diferente. 

El juego solo tiene seis armas principales, cada una con cuatro variaciones, pero todas están super bien desarrolladas y es muy divertido usarlas. Además, el juego te recompensa por estar rotando tu arma en cada run a través de recompensarte con dinero si usas el arma sugerida, esto hace que cada intento se sienta fresco y divertido. 

La curva de dificultad 

5 razones por las que Hades es tan bueno como dicen

Una de mis mayores frustraciones con los roguelikes es lo cansada que es la curva de dificultad y progreso, cada avance se llega a sentir milimétrico pues son juegos conocidos por su dificultad. Supergiant logró hacer del género algo mucho más accesible, la curva de Hades está excelentemente refinada. 

Literal en cada intento puedo sentir el progreso, ya sea a través de mis aprendizajes o de las mejores que he comprado en el espejo de la oscuridad. Cuando el juego se empieza a sentir trivial, Supergiant te arroja “pactos de castigo” para hacerlo más difícil o nuevas variaciones de las armas. Casi cuarenta runs después, es gracias a esta curva de dificultad que el juego se mantiene fresco y divertido. 

La diversión de experimentar 

5 razones por las que Hades es tan bueno como dicen

Otro aspecto del juego que ayuda a mantenerlo fresco es la capacidad que tienes de experimentar con las habilidades que los dioses le otorgan a Zagreus. A diferencia de otros juegos del genero, que tienden a ser casi completamente al azar, Hades te da cierto poder. Primero, al finalizar cada cuarto casi siempre vas a tener dos opciones para elegir como recompensa en el segundo cuarto. Segundo, gracias a los keepsakes puedes personalizar desde el inicio y tercer, ya avanzado el juego te da una habilidad para “re-rollear” las habilidades que te ofrece un dios. Esto te da bastante control sobre tus builds y la realidad es que un build principalmente con habilidades de Ares, es muy diferente a uno con habilidades de Athena. Buscar sinergias y experimentar con diferentes combinaciones es tan adictivo y recompensante como progresar en el juego. 

Estúpidos y sensuales dioses 

Una de las cosas más curiosas de Hades es que además de ser un roguelike tiene un subsistema que podríamos definir como un “dating sim lite”. 

A través de un recurso llamado Néctar podrás ir teniendo relaciones y conversaciones más profundas con tus personajes favoritos y si, si la conversación llega a cierto nivel tendrás una cita con ellos. Ahora sí que hay para todos los gustos y de una forma u otra los dioses son tan interesantes como sensuales. 

¡En verdad Hades es un juego que no te vas a querer perder! Y ahora sí, es el último roguelike que juego. Esperen, ¿qué es eso que acaba de anunciar Housemarque? 

Maldita sea, allá vamos de nuevo.