trabajar en blizzard

La realidad de trabajar en Activision-Blizzard

Videojuegos

Activision Blizzard es una de las empresas más grandes en el mundo de los videojuegos, algunas de las series que esta empresa desarrolla son Call of Duty, World of Warcraft, Diablo y Stacraft. Nombres legendarios dentro del ámbito de los videojuegos. 

Una empresa así tiene miles de empleados y muchos de esos juegos han inspirado a montones de personas a estudiar diseño de videojuegos para algún día trabajar en esta empresa, pero ¿cómo se ve el sueño cuando se cumple? ¿Qué tal es trabajar en Activision Blizzard? 

Un reportaje de Jason Schreier publicada en Bloomberg revela que el sueño está mucho más cerca de ser una pesadilla. Es común que empresas grandes y con un legado como el de Activision Blizzard se aprovechen de la pasión que sienten por sus productos las personas que algún día sueñan con trabajar ahí para ofrecer salarios menores a los que se merecerían, este reportaje es más evidencia de esto. 

De manera anónima algunos empleados compartieron que para poder trabajar en la empresa recurren a estrategias como usar el café gratuito de la empresa como supresor de apetito ya que se saltaba comidas para poder pagar la renta. Otro empleado hablo de que él y su pareja dejaron de considerar la posibilidad de tener hijos pues sabían que era financieramente imposible. Ambas situaciones completamente inaceptables cuando trabajan en una empresa donde el CEO registra ingresos por cuarenta millones de dólares.

 Apenas el martes la empresa anunció que en el segundo cuarto de este año registró casi dos mil millones de dólares en ganancias. A pesar de esto muchos empleados ganan $40,000 USD anuales, una cifra menor a la media de ingresos en Irvine California, la ciudad en la que se encuentra la oficina central.  

Esta no es la primera vez que Activision Blizzard se ve inmiscuida en este tipo de abusos laborales. El año pasado la empresa recorte más de novecientos empleos alrededor del mundo justo después de reportar ganancias récord dentro de ese mismo año, básicamente dándole una patada en el trasero a los trabajadores que le dieron esas ganancias a la empresa. 

Esta penosa situación es más evidencia de que la industria de los videojuegos necesita un sindicato de manera urgente. Los jefes y los dueños de las empresas nunca se van a preocupar por mejorar la calidad de vida de los trabajadores, simplemente buscarán extraerles todo el valor posible para luego desecharlos y reemplazarlos. Los únicos capaces de detener esto son los trabajadores a través de una organización efectiva. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.