steven universe

Steven Universe, la serie animada que nos enseñó el costo de ser héroe

Animación

Todos soñamos con ser un héroe. La narrativa del heroísmo es la más prevalente dentro de la cultura popular: si nos esforzamos, si no nos rendimos; si luchamos hasta el final podemos salvar el día o cambiar el mundo. Podemos ser héroes.

Pero toda acción tiene un costo, físico, mental y emocional, y esa es la lección más grande que la serie animada Steven Universe tiene para nosotros.

Steven Universe

Steven Universe es una serie que se transmitió entre 2013 y 2019 por Cartoon Network. A través de sus cinco temporadas la serie creada por Rebecca Sugar, nunca se abstuvo de explorar temas que fueran emocionalmente complejos. Steven Universe fue un parteaguas en muchos aspectos dentro de la animación infantil: fue una serie inclusiva en la que los protagonistas se encargaban de resolver los problemas de sus enemigos atendiendo la raíz emocional de ellos, no solo golpeandolos. 

El costo del heroísmo

Envidio a la generación de niños que crecieron viendo esta serie y que gracias a ella desarrollaron herramientas de inteligencia emocional mucho más amplias que las que generaciones pasadas tuvimos. No es sorpresa que en el epílogo de la serie, una miniserie de una temporada llamada Steven Universe Future, su creadora decidiera explorar el tema del costo del heroísmo.

Steven Universe termina con nuestro personaje principal salvando al universo de un imperio galáctico fascista, luego, en la película vemos a Steven disfrutando de su “felices para siempre”. Relajado, sin problemas, reconstruyendo, Steven y las gemas de cristal han encontrado por primera vez felicidad en un tiempo presente libre de conflictos. 

Es gracias a que Steven y las gemas tienen su guardia baja que Spinnel, la antagonista de la película, logra hacer tanto daño al aparecer en escena. Si hay una lección que Steven aprende en el arco narrativo de la película es “No puedo bajar mi guardia”.

Después de salvar al universo

Es en este contexto que inicia Steven Universe Future, un epílogo de 20 episodios que cierra con moño la serie. Aquí vemos a un Steven de 16 años que después de haber salvado el universo sufre para encontrar un propósito para su vida.

Después de sobrevivir una infancia en la que su vida era constantemente amenazada, los sistemas de defensa, psicológicos y fisiológicos de su cuerpo responden a cualquier estímulo estresante como si fuera una situación de vida o muerte.

Steven tiene problemas de ansiedad, problemas para conectar con otros personas sin querer resolver sus problemas, problemas para llevar una existencia libre de conflicto. Salvo la galaxia, pero no estaba preparado para llevar una vida de paz, especialmente después de los eventos de la película.

El costo emocional de ser héroe

Steven Universe, en su totalidad, es una serie animada de suma importancia. Las lecciones que nos da sobre inteligencia emocional son demasiadas y ameritan su propia nota. 

Hoy queremos resaltar la importancia que Steven Universe Future tiene para el mundo de la animación, siendo una serie que se animó a mostrar el costo del heroísmo. Nadie puede salvar al mundo y salir de esa aventura sin cicatrices emocionales, pero son pocas las series o películas infantiles que tienen el valor para mostrar esto. 

Una vez más Rebecca demostró ser una de las creadores infantil más valientes e importantes de nuestra generación. 

¡Gracias Steven! Por todas las lecciones y hasta pronto.   

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.