snyder cut

Lanzar el #SnyderCut es un error

Cine y series

Se anunció como una sorpresa al final de una “watch party” de Man of Steel, el tan reclamado “Snyder Cut” de la película de La Liga de la Justicia no es real, nunca lo fue, pero en 2021 lo será. 

Lanzada originalmente en 2017, Justice League, la culminación del ahora difunto “ Universo Extendido de DC” se supone que sería la obra maestra de Zack Snyder y al igual que Avengers lo fue para Disney, Justice League sería la joya de la corona de Disney. 

Al menos ese era el plan. En plena post-producción Zack Snyder tuvo que dejar la película por una tragedia final, Warner, inconforme con el corte que Snyder había creado contrato a Joss Whedon para que terminara la película. Whedon tomó el control de la post producción e incluso grabó nuevas escenas para la película. 

Al final la película llegó a los cines en Noviembre de 2017 y la crítica la despedazó.

 Actualmente Justice League tiene un promedio de 6.1/10 en IDMB y una calificación de 40% en Rotten Tomatoes. Para cualquier otra película ese hubiera sido el fin de la historia, pero una minoría ruidosa culpo a Whedon y a Warner del desastre, los fanáticos de DC, incapaces de creer que una película protagonizada por sus héroes fuera “mala” crearon el mito del #SnyderCut. 

La leyenda urbana del #SnyderCut no dejo de crecer, cuando las llamas parecían apagarse el mismo Snyder lanzaba un tuit para reavivarlas. 

Tres años después Warner entró en contacto con Snyder para encontrar la manera de crear esa versión de la película. El trabajo apenas comienza, pero Snyder y Warner han confirmado que la empresa invertirá entre veinte y treinta millones de dólares para tener disponible en HBO Max la versión que representa la visión de Snyder: una película, o tal vez miniserie, con más de cuatro horas de duración.

Lanzar el #SnyderCut es un error  

El anuncio del día de hoy es el último de una preocupante tendencia: estudios o creadores cambiando sus obras para darle gusto a una minoría ruidosa. 

Desde que Bioware y EA accedieron a modificar el final de Mass Effect 3 tras una campaña de hostigamiento, las minorías ruidosas del internet han aprendido una preocupante lección: el que grita más fuerte tiene la última palabra. 

Cada “victoria” para los fanáticos, ha sido un desastre para la industria. Movimiento como #Gamergate y #Comicsgate son producto de esta tendencia. Si, el rediseño de Sonic: The Hedgehog mejoró mucho después de que los fanáticos enloquecieron en internet al costo de cientos de horas extra para artistas de VFX de un estudio que ultimadamente, sin importar el éxito que tuvo el rediseño de Sonic, terminó cerrando. 

La vida después del #SnyderCut

Para la gran mayoría de las personas el lanzamiento del #SnyderCut es absolutamente irrelevante. Para quienes están detrás del movimiento y del “hashtag” el mítico #SnyderCut se ha transformado en una piedra angular de sus identidad. ¿Qué sigue para estas personas después de que consiguieron su meta? 

La respuesta está frente a nosotros, así como la comunidad #Gamergate evolucionó y utilizó todo lo aprendido durante #Gamergate para sentar las bases de la Alt-Right en Estados Unidos las personas detrás del #SnyderCut encontrarán una nueva causa para indignarse, una nueva razón para enojarse. La lección está clara, gritar fuerte es la solución y encontrar algo por lo que gritar es lo que harán. 

El anuncio del #SnyderCut deja empoderada a una de las esquinas más tóxicas del internet mientras desempodera a los cientos o miles de artistas que están detrás del entretenimiento que consumimos. Los fanáticos creen saber lo que quieren, pero una y otra vez la historia ha demostrado que están equivocados. 

Llámenme exagerado, pero el anuncio de hoy nos deja viviendo en un mundo un poco más triste, un poco más oscuro, un poco más similar a la visión del mundo que Zack Snyder presenta en sus películas de DC. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.