maquette videojuego

Maquette: un buen puzzle envuelto en una mediocre historia

Videojuegos

Cuando Annapurna Interactive publica un juego sabes que como mínimo merece tu curiosidad y atención, AI es un publisher que ha destacado por sus apuestas interesantes. Maquette no es para nada un mal juego, y estando gratis para miembros de PS+ es un buen regalo para los miembros del servicio. Aún así, simplemente no es uno de los mejores videojuegos publicados por Annapurna Interactive. 

Puzzles recursivos

La carne del juego está en sus acertijos. Cada escena inicia mostrándote una pequeña maqueta con cuatro secciones, el truco está en que la pequeña maqueta que ves frente a ti es igual al espacio que habitas fuera de ella e incluso hay una versión más grande de ella más allá de las paredes que te rodean. Es decir, los mundos de Maquette son recursivos. 

Para avanzar el juego te pide que interactúen con los objetos de la maqueta para afectarlos en el espacio que habitas o viceversa. Esta mecanica te ayuda a construir puentes, abrir puertas, cambiar cosas de tamaño, etc. 

Visuales hermosos

A través de sus siete capítulos Maquette logra sacarle buen jugo a esta mecánica y en realidad nunca se vuelve cansada. Agregando que visual y auditivamente el juego es verdaderamente hermoso, las pocas horas que pasamos con este juego nos dejaron satisfechos y relajados. Es una experiencia estética muy relajante, si eres miembro de PS+ y no vas a pagar por el juego la verdad es que si lo recomendamos como algo que vale la pena experimentar. 

La historia se queda corta

El único aspecto del juego que no termina de encajar es la narrativa. Maquette se contextualiza a través de una narración de voz en la que escuchas la historia de una pareja que se enamora y desenamora en el transcurso del juego. La historia, por darle mucho mérito, es genérica, pero el hecho de atarla a este videojuego en particular hace que tenga mucho menos impacto.

Otros juegos de este estilo como Florence o What Remains of Edith Finch encuentran la manera de hilar temáticamente sus narrativas con sus mecánicas, en el caso de Maquette la propuesta narrativa está completamente desarticulada de la propuesta mecánica. Sin duda el resultado de esto es que la propuesta ya de por sí genérica pierda bastante fuerza. 

Maquette: un buen puzzle envuelto en una mediocre historia

Si eres capaz de ignorar la historia o no te afecta la desarticulación que tiene con sus mecánicas en Maquette vas a encontrar unas buenas cuatro horas de gráficas hermosas, música relajante y puzzles interesantes. No será el mejor juego de Annapurna Interactive, pero tomando todo en cuenta, no deja de ser un buen paquete.