estudios de animacion pixar

Cómo Pixar se convirtió en uno de los mejores estudios de animación

Animación

Si te interesa desarrollarte en el medio de la animación, tienes que conocer la historia de Pixar. Después de todo, hay mucho que aprender sobre los topes por los que pasan los mejores estudios de animación. Pues nada fue fácil para los creadores de Toy Story (1995). 

Hoy Pixar se conoce como Pixar Animation Studios o Disney Pixar, aunque todos sabemos (y los meros meros de Pixar quieren hacer notar) que Disney es una cosa completamente separada. Pixar es una empresa subsidiaria, lo que significa que funciona por su cuenta, aunque le pertenece a Disney. 

Así que, ¿quieres saber cómo se creó uno de los mejores estudios de animación de nuestros tiempos? Te contamos….

Antes de Pixar, estuvo Lucasfilm

En 1974 Alexander Schure creó el Graphics Group Lab reclutando a varios informáticos con la meta de producir la primera película animada por computadora. Las ambiciones del estudio eran altas, y aunque sí lograron hacer la película experimental The Works, los problemas financieros estaban a punto de acabar con la empresa.  

Ahí fue cuando llegó George Lucas (sí, el director de Star Wars), quien ofreció a los miembros del Graphics Group Lab un trabajo en su estudio, Lucasfilm. Seis de los miembros del laboratorio renunciaron a sus trabajos, para aceptar la propuesta de Lucas. Entre ellos estaba Ed Catmull del Instituto de Tecnología de Nueva York, una persona clave para Pixar.

Catmull se convirtió en la cabeza de la División de Computación de Lucasfilm, grupo encargado de desarrollar tecnología informática de vanguardia para la industria cinematográfica. Esta división desarrolló la secuencia del “Efecto Génesis” de Star Trek II: La ira de Khan (1982). La escena que muestra un planeta muerto siendo rápidamente transformado por una gran vegetación; es la primera secuencia (¡de la historia!) completamente animada por computadora en un largometraje. 

La División de Computación tenía como misión crear un sistema de edición de películas digital, un sistema de edición de sonido digital, una impresora de películas láser y experimentar con gráficos por computadora. 

Durante su tiempo en Lucasfilm, hizo un software de renderizado de animación conocido como REYES, las siglas de “Renders Everything You Ever Saw”. Esto se convirtió en la base del programa creado por Pixar: RenderMan, un software de renderizado 3D fotorrealista que se lanzó comercialmente por primera vez en 1989 y todavía se usa hoy (obviamente con tecnología y herramientas más avanzadas). Este software permite a los animadores crear iluminación realista, efectos e imágenes de alta calidad. Está disponible de manera comercial y se ha usado en producciones gigantescas como Avatar y la trilogía de El señor de los anillos

Luego, en el 84, Lasseter es contratado de tiempo completo y se une a la División de Computación como “Diseñador de interfaces”. En ese año también se estrena en SIGGRAPH una versión de Las aventuras de André y Wally B, el primer cortometraje creado por esta división. 

Steve Jobs y los inicios de Pixar

En 1986, Steve Jobs compró la División de Computación a George Lucas y creó una compañía independiente llamada Pixar. Para este momento, había más de 40 personas en el equipo. La compañía fue dirigida por Ed Catmull y Alvy Ray Smith. 

Pixar y Disney comenzaron a colaborar en CAPS, el sistema de producción de animación por computadora que revolucionó la creación de películas animadas tradicionales. De hecho, el primer cheque que Pixar recibió fue de Disney. 

En 1991, el estudio había sufrido varios años de pérdidas financieras, desafíos y fracasos; las cosas no pintaban bien para Pixar. Para este punto, los programadores de software que trabajaban en RenderMan y un pequeño departamento de animación que hacían comerciales de televisión, eran todo lo que quedaba de Pixar. La empresa seguía perdiendo dinero, por lo que Steve Jobs pensó que podría ser el momento de vender.

Y luego, Disney hizo un trato de $26 millones con el estudio para producir tres películas animadas por computadora, incluyendo Toy Story. ¿Quién iba a imaginar que esta película salvaría al estudio y se volvería una de las mejores sagas familiares de animación?

Cómo Pixar se convirtió en uno de los mejores estudios de animación

Toy Story recibió las mejores críticas, y Disney confirmó que la distribuirían para la temporada navideña de 1995. Toy Story es el primer largometraje animado por computadora del mundo (¡y qué película!). El fin de semana de su estreno, fue el número 1 y se convertiría además en la película más taquillera del año. Ganó los premios Oscar a Mejor Canción Original, Mejor Banda Sonora Original y Mejor Guion Original, convirtiéndose en la primera película animada que gana el Oscar por su guion.

John Lasseter recibió además un Oscar por el Logro Especial de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas. Curiosamente, Lasseter comenzó su carrera de animación en Disney, pero fue despedido de su trabajo en 1984 porque estaba promocionando la animación por computadora. Las vueltas que da la vida…

Walt Disney Studios y Pixar Animation Studios anunciaron un acuerdo para producir juntos cinco películas más durante los siguientes 10 años. Este fue el momento en que Pixar anunció que dejaría de hacer comerciales para concentrarse en hacer largometrajes, estableciéndose como uno de los más prometedores y mejores estudios de animación del momento. 

El proceso creativo de Pixar

Durante las décadas de 1990 y 2000, Pixar desarrolló “Pixar Braintrust”, el proceso de desarrollo creativo principal del estudio. Con él, todos los directores, escritores y artistas principales de los guiones gráficos del estudio, checan los proyectos de los demás para retroalimentarse. 

Después de años de conflicto entre Disney y Pixar, finalmente fue comprada por Disney en 2006 por $7,4 mil millones de dólares. Steve Jobs se convirtió en el mayor accionista individual de Disney en ese momento, y Lasseter fue nombrado director creativo de animación de largometrajes tanto de Pixar como de Walt Disney. 

Gracias a esto, Lasseter ayudó a cambiar el proceso creativo de Disney basándose en el que utilizaba Pixar. Las historias originales con encanto visual y mucho significado narrativo, han sido uno de los grandes éxitos de las últimas películas de ambos estudios. 

Pixar también hizo públicas sus 22 reglas para contar buenas historias. Estas son una serie de preguntas, pasos y consejos; en pocas palabras, es la fórmula del éxito de las películas de Pixar. Gracias a estas reglas, las historias del estudio consiguen crear personajes complejos en situaciones entretenidas y que consiguen empatizar con el público. ¡Así es como Pixar hace oro! 

Desde 1995, Pixar ha realizado y lanzado 21 largometrajes (siendo Onward la número 22). Ahora, estamos esperando el estreno de Soul, una película sobre un maestro de Jazz que después de un accidente queda en un limbo entre la vida y la muerte (muy espiritual para lo que han hecho hasta ahora). 

También, han realizado numerosos cortos. De acuerdo con el estudio, estos cortos permiten la libertad de experimentar y desarrollar nuevas formas de contar historias. Pero además, Pixar utiliza sus cortometrajes para cultivar a las próximas generaciones de narradores para el estudio. Esto es lo que hacen, por ejemplo, en su programa de SparkShorts, en donde los animadores pueden pitchear sus historias para aprender a dirigir y producir sus cortos. ¡Es como un programa para estudiantes! Sólo que incluye a los empleados del estudio. ¿Quién no quisiera formar parte de la universidad Pixar?

Así es como Pixar se ha convertido en uno de los mejores estudios de animación, impulsando a su equipo y usando sus fórmulas para estimular la creatividad. Pero también, apostando por nuevas tecnologías y maneras de entretenimiento.